domingo, 13 de noviembre de 2016

A Europa en AeroFlot

https://clubdeescritura.com/convocatoria/historias-viaje/leer/59641/a-europa-en-aeroflot/

La Mary, una mujer de cuatro décadas, que convivía con su madre y su abuela, ejercía una profesión que le permitía gozar de autonomía laboral, pero nunca había ido más lejos que el pueblo balneario de Santa Teresita, en la costa atlántica de Buenos Aires, a 200 km de su casa, en ómnibus. 
ciudad1.jpg
En la Semana Santa del ’95, conoció a un argentino radicado en Berlín, quien la invitó a conocer aquella ciudad germana. La Mary estaba muy entusiasmada con el maduro chaval, pero no se animaba a emprender semejante viaje, hasta que sus compañeras de trabajo lograron convencerla.
Un primo, quien regenteaba una agencia de turismo, le vendió los pasajes por Aeroflot, por ser más baratos. A días de su partida, temerosa ante su primer vuelo, ella aun dudaba sobre la decisión tomada. En la misma época, en la TV proyectaban, con repetición en varios horarios, el film “Viven” sobre el accidente aéreo sufrido por los jugadores de rugby uruguayos, en los Andes argentinos, al regresar de Chile, en 1972. Por tal razón, le sugerimos que no encendiera el televisor, a la vez que mi esposo le aconsejaba que eligiera su asiento en la cola del avión, por ser eventualmente la zona más segura, ya que las naves al caer lo hacen primero con el fuselaje!
images.jpg
Finalmente, llegó la Navidad y la Mary se elevó en el aire, en el aeropuerto de Ezeiza, con la más insegura de las líneas aéreas, hacia Moscú! Después de atravesar turbulencias y tolerar cimbronazos, abrochada a su cinturón, arribó a la capital rusa que la esperaba con veinte grados bajo cero y sin nadie que la fuera a buscar, por lo que se acopló a otro grupo de argentinos transportados, en una camioneta, hasta sus hospedajes. Por suerte, mi amiga sabía el nombre de su hotel, donde permanecería durante tres días antes de embarcar otro vuelo hacia Berlín. Pero, el idioma comenzó a ser un obstáculo esencial, cuando una regordeta rusa se negó a venderle leche, que la Mary tomó en un momento de distracción mientras le arrojaba monedas en forma de pago y salía corriendo ante los gritos de la nórdica, que seguramente no expresaba palabras cordiales. A pesar del frío siberiano, la argentina no se rindió al tedio y osó salir a caminar con el objeto de conocer la Plaza Roja blanqueada por la nieve que la cubría y de la que emergían las torres y las cúpulas del Kremlin cual estalagmitas. La estadía moscovita acabó, afortunadamente, antes de que se congelara en aquel país decadente después de la reciente caída del Soviet.
plazaroja-moscu.jpg
Otra nave de Aeroflot la acarreó hasta la capital alemana, donde la esperaba su compatriota, quien ya convivía, por entonces, con otra joven teutona, pretendiendo compartir su pequeño apartamento con las dos. La Mary no entendía una palabra de lo que se decían entre ellos, pero el tono de voz de la otra mujer permitía suponer que no estaba conforme con la recién llegada, y, tras juntar sus pertenencias, se marchó con un portazo, varios días después.
home-2017-berlin-960x450.jpg
Al final, ella no se sintió a gusto con el hombre y anticipó su viaje a Venecia, con tren desde Munich, donde su fraudulento anfitrión la dejó sola a las diez de la noche, siendo que debía tomar el tren de las 23:55 horas. Durante la espera, la Mary permaneció en el salón de la estación sujetando con fuerza su bolso por miedo a los arrebatos furtivos. Ni bien se detuvo un tren en el andén, ella se acercó y subió, aunque faltaba una hora para la partida. Se acomodó en el vagón y el asiento indicados en su boleto, y se sorprendió gratamente cuando se echó a andar a pesar de que recién eran las 23 horas. Pensó que realmente eran tan exactos que adelantaban sus horarios. Sin mebargo, le llamó la atención que no hubieran más pasajeros, hasta que el tren se detuvo y las luces se apagaron una vez llegado a un gran hangar! Para cuando comprobó que ya no se movería de allí, comenzó a recorrer los vagones buscando la salida en vano. Suspendido a gran altura, sólo le permitía ver a un grupo de operarios cenando abajo, que no pudieron oír sus exasperados alaridos ni sus golpes en las ventanillas, hasta transcurrido un rato. Cuando oyeron el ruido y localizaron su origen, fueron a rescatarla, aunque de todos modos no lograban comprenderla, por lo que ella reclamaba hablar con alguien que dominara italiano o español. Así que trajeron un intérprete. Para cuando pudo comunicar al hombre lo ocurrido, la cargaron a una camioneta con el objeto de devolverla a la estación, a la que llegaron mientras veían alejarse su tren.
metro-station-gieselastrasse.jpg
Esto motivó que la Mary debiera transformarse, inevitablemente, en una compañera de los homeless habituales del lugar, hasta las cinco de la mañana en que pudiera marcharse hacia el Véneto. A la medianoche, por norma, el salón principal se cerraba, por lo cual fue desalojada hacia el andén donde se instaló en un banco, sujetando su bolso de mano y apoyando sus piernas sobre el resto del equipaje, abrigada con su saco de piel, hasta que, somnolienta, escuchó un chasquido metálico, que identificó como un cuchillo caído de las manos de un indigente alcoholizado, quien intentaba trinchar un salame. 
dos-agentes-estacion-central.jpg
Tomó sus bolsos y huyó en búsqueda de un policía a quien, con lengua de señas, se desesperaba por advertirle de la peligrosidad de aquel individuo. La Mary gesticuló con sus manos, acompañándolas con sonidos guturales, intentando que entendiera que había un hombre que ejecutaba cortes sobre algún elemento comestible para introducirlo en su boca. Cuando el oficial comprendió su mensaje, al comprobar lo certero del mismo, retiró al hombre del lugar.
0014023408.jpg
Felizmente, antes del amanecer, la Mary logró emprender su viaje hasta la ciudad de los canales, donde compartió las excursiones con dos argentinas, pero de todos modos decidió regresar a la brevedad al hogar materno, al barrio donde todos hablaban su mismo idioma.
img194.jpgimg195.jpg

sábado, 21 de mayo de 2016

La Máquina de Café

http://goo.gl/uNU7T3 I

Concurso de Historias del Trabajo

 Allí estaba la Virgen con su Máquina de Café, su sueño cumplido para cumplir sus deseos a los visitantes. Ella, que nunca había imaginado lograr tan elevado título litúrgico, en su agnóstica fe, fue así nombrada, por aquel caballero de ilustre decadencia psíquica, quien osó hurtar, cual niño travieso, recortes de historia ciudadana, y que, por la conciliadora intervención de la Santa, se convenció de reparar tamaño acto delictivo....


jueves, 31 de marzo de 2016

ENCUENTRO POESÍA DE LA MUJER 2016 0001

Premio Foro Latinoamericano de Mujeres- Red Alfonsina Storni






TE LLAMO VICTORIA….
Autor: Ana María Martorella

Porque en tu sangre
      circula el rechazo a la infancia robada
            por la crueldad de los perversos…
Porque diste vida, sin saberlo,
      que te fuera arrebatada, inconsulta,
Porque guardas, en el silencio de tu piel,
        la piel de Otros que jamás te quisieron
               y creyeron poseer tu gineceo…
Porque rezabas tu mantra único,
        rodeada por las Hadas,
               en la oscuridad del cuarto,
                        mientras los monstruos temblaban
                                 en sus falsos orgasmos….
       Por qué la condena?
                             si eras Inocente.




























jueves, 17 de marzo de 2016

Premio Foro Femenino Latinoamericano

“Las Mujeres Trabajadoras no declinaremos ni en un ápice nuestros ideales de Unidad, Fraternidad y Equidad Social. ¡Trabajemos intensamente por la Igualdad de Oportunidades y la Integración Latinoamericana, cumpliendo la misión esencial de bregar por la dignidad de todas las personas, sin exclusión alguna!” (Stella Maris Orosco, Foro Femenino Latinoamericano, República Argentina)


Encuentro “Poesía de la Mujer”
Reconocimiento a su labor poética
Querida Poeta:
Un placer y un honor comunicarnos con Ud.
A fin de entregarle el diploma de reconocimiento a su labor poética le transmitimos nuestras congratulaciones e invitamos a Ud. muy especialmente al Encuentro “Poesía de la Mujer” que tendrá lugar el jueves 31 de marzo a las 18.30 Hs., en el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC), sito en la calle Hipólito Irigoyen 1549, 2º Piso, Mar del Plata.
Nuestro Encuentro, organizado por el Foro Femenino Latinoamericano (Argentina-Guatemala-Ecuador-México) y la Red Cultural de Mujeres Alfonsina Storni (Presidenta: Stella Maris Orosco. Vice-Presidenta: Marta Vega), será fuerte y apasionado como el espíritu de lucha de nuestra inolvidable Alfonsina Storni. La fusión de voces nuevas, voces en su plenitud y voces sabias enriquecen nuestra poesía engalanando el don de la palabra.
Por ello, cada Poeta que recibe distinción, tendrá posibilidad de dar lectura a cuatro o cinco líneas de un poema de su autoría sobre temas inherentes a la mujer.
En el marco del Encuentro “Poesía de la Mujer” le otorgaremos un reconocimiento a Destacadas Mujeres Poetas locales y del exterior, teniendo el honor de contarla a Ud. entre ellas, dando visibilidad a la verdadera voz poética de la mujer.

martes, 26 de enero de 2016

EL BARCO


EDITORIAL DUNKEN
Ayacucho 357 - C.A.B.A.
Tel: (011) 4954-7700 rot
www.dunken.com.ar
PRESUPUESTÁ SU LIBRO AQUÍ 


Convocatoria: "Selección de Cuentos y Poesías"
Seleccionador a cargo: 
María Paula Putrueli
Proyecto: 
Selección Cuento Septiembre 2015 
Escritor: Martorella, Ana María
Obra: El Barco
Recibido el: 2015-09-09 Participa hasta: 2016-09-09
Estado: Presentación 

http://www.dunken.com.ar/seleccion/IMG/nro8.png
PRESENTACIÓN

Presentación del libro con su obra:
"Sucedió bajo la luna"

A realizarse el día:
 
Sábado 30 de Enero, 2016 a las 12:00pm 

Lugar:
 Editorial Dunken - Ayacucho 357 - CABA 


Navega el barco, con sus velas desplegadas, empujado por el viento hasta que se cumpla el tiempo que indique el final de su viaje. Porta en su vientre tantas vidas humanas cargadas de miserias y esperanzas; cada una, de un lugar diferente, dirigiéndose juntas a un mismo destino, el mismo puerto. No teme a las tempestades: fue construido para ser fuerte y sobrevivirlas a todas, cueste lo que cueste. .......


 

jueves, 3 de diciembre de 2015

LA NAVE

La Nave, cuento publicado en Il Sampierese de diciembre de 2015.  http://www.sanpiero.com/dic15.pdf

Naviga la nave, con le sue vele dispiegate, spinti dal vento fino al tempo che indica che la fine del viaggio sará arrivata.
Porta in grembo molte vite piene di miserie e di speranza; ciascuna da un posto diverso, andando insieme verso la stessa destinazione, lo stesso porto.
Non ha paura delle tempeste: è stato costruito per essere forte e sopravvivere tutte loro, a prescindere.
Danze e vari concorsi, maschere e gare di pesca sono organizzati. Nessuno dovrebbe preoccuparsi altro che voracemente mangiare e divertirsi, per tutta la durata del viaggio.
Tutti ignorano ciò che è l'obiettivo, nemmeno sono interessati. Chi se ne frega? Chissà se avranno la possibilità di viaggiare di più durante la loro vita?!
Solo il capitano e il macchinista sono consapevoli del pericolo che si nasconde, ma non dicono nulla: essi stessi decidono; ognuno è artefice del proprio destino, e se non lo ricordano, tocca a loro....... (continúa)